domingo, 23 de marzo de 2008

¿Cuánto dura la terapia?

Todos los pozos profundos viven con lentitud sus experiencias: tienen que esperar largo tiempo hasta saber qué fue lo que cayó en su profundidad.

Friedrich Nietzsche


Es un intento de respuesta a la pregunta, ¿cuánto dura la terapia? Creo que la duración es directamente proporcional a la magnitud de las heridas que se pretendan sanar, la profundidad de la persona en cuestión, y un factor que no es de olvidar, la fe y paciencia que se deposite en el proceso terapéutico.
Mi amiga G., huérfana de madre desde los siete años, de padre desde los catorce y que perdió a su abuela a los diecinueve lleva unos ocho años en análisis. Supongo que las pérdidas de su vida justificarían por sí mismas la duración de la terapia, lo cual, sumado al hecho de que está en psicoanálisis tradicional, y de que lo inició con un afán formativo (estudió psicología, y una de sus metas al estudiar la carrera fue dedicarse a la clínica) no deja lugar a muchas dudas.
En el caso de N., una chica muy querida que también sufrió de anorexia, su terapia duró alrededor de un año. Aunque no fue psicoanálisis estricto, su terapeuta sí tenía formación de analista. Su caso de anorexia fue un tanto dramático ya que terminó hospitalizada, no sólo por el trastorno, sino porque pescó una enfermedad seria debida a sus bajas defensas. En ese estado, sus opciones para mejorar eran pocas, y la terapia fue una. Cuando dejó el tratamiento, la terapeuta no estuvo totalmente de acuerdo, pero tampoco rechazó la idea.
Para mí, al menos la anorexia ha quedado atrás en el sentido de que me es claro que privarme de comida sólo empeora los problemas en vez de mejorarlos de algún modo. Pero sigo en terapia porque, entre muchas otras razones, creo que este es un momento estable de mi ajetreada vida, donde puedo hacer un alto para resolver cosas que quizá más adelante me causen problemas.
¿Cuándo termina entonces el tratamiento? Varía dependiendo del caso, así que las historias son bienvenidas.

5 comentarios:

Skyline dijo...

Hola como estas?
Que tema el que planteas, yo creo que la terapia termina cuando uno así lo siente.
Yo cuando tenía 10 años soñaba con ser paleontologa, y mis padres me llevaban todos los fines de semana a unos barrancos en la costa a recolectar fociles. Un día baje corriendo emocionada y algo oscuro en la arena me llamó la atención, fui corriendo hasta allí y me encontré con un cadaver.
Descompuesto, negro, inchado, con gusanos que salían de su nariz.
No puede gritar porque no me salía la vos, solo temblaba.
El craneo sobresalía de la arena y parecía que un animal había intentado desenterrarlo.
Y lo pero es que tenía la mirada fija hacia mí.
El transcuso entre que mis padres llegaron y me vieron temblando sin decir una plabra parada, inmovil frente al muerto, fue eterno para mí.
Mi padre me agarro en sus brazos y me llevo al auto, me sentó y mi madre me abazó. Yo no lloraba, ni hablaba, solo temblaba.
Mi padre intentaba decirme que se había ahogado pero yo con mis 10 años sabía que no era así, que alguien había matado a ese hombre y lo había enterrado. Y ahí mi panico, yo lo había encontrado, y tal vez podrían perseguirme a mi, por entrometida, por ver lo que no tenía que haber visto.
Cuando fuimos a denunciarlo a mil por hora en la ruta, llegamos a prefectura y el marinero dijo a mi padre quien lo encontró, mi padre me toco la cabeza y el marinero me dijo que me acercara. Me mostró una foto del hombre abrazando a su bebé, y eso fue lo pero, la misma cara, los mismos ojos pero una sonrisa, y un hijo en brazos.
Hice una seña con la cabeza de que era él, y me fui corriendo al auto.
Los días pasaban y el miedo no se me iba, no me animaba a andar sola por la calle, ni domrir en mi cuarto sin levantarme 5 o 6 veces en la noche, me sentía observada, vigilada, paranoica.
Y empezé terapia, no se cuanto tiempo fui, en realidad no recuerdo ni como terminó, pero se que me hizo bien, muy bien, pude entender que yo no tenía nada que ver en esa muerte y que fue algo que debía dejar en mi memoria, pero sin que me atormentara.
Hoy aún recuerdo esa mirada fija que me mira, esa cabeza negra en descompocisión, pero ya no siento ese miedo que me paralizaba.
En fin la terapia empieza y termina cuando hemos superado lo que nos atormentaba, y eso depende de cada uno. Todos tenemos diferentes tiempos y diferentes problemas.
Hice terapia tb por la muerte de mi padre, pero la dejé rapidametne, la muerte y el duelo eran algo muy intimo para mí, aún sigo luchando por superar ese duelo, pero se que la terapia es una opción y si llego a necesitarla no dudaría en volver, cuantas veces fueran necesarias.

Fa me quedo largo el coment, borralo si queres, besos y te espero por mi blog que acualise.

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón. Aunque creo que nunca se cura, pero sí se controla.

saludos.
NADIA.

>*arcangel* dijo...

gracias por tu comentario, te dire, k al final, tome una decision, pedi ayuda, y bueno la cosa anda, no se como, simplemente anda.
no,no soy menor de edad, y si, se k no me pueden ingresar sin mi consentimiento, me informe cuando me dieron el alta de mi segundo ingreso, dos y no mas, me lo prometi a mi misma, yo entro, yo salgo (a no ser ke vea k no pueda acerlo)

en respuesta a tu pregunta, estoy de acuerdo con skyline, la terapia termina cuando uno asi lo siente, palabras muy sabias...
en fin, yo llevo en terapia 5 años, este año ara 6, pero por el exo de ke mis emociones an estado tantos años encerradas ke aora les cuesta trabajo salir...
he conocido a gente, ke les a llevado mucho menos tiempo, gente con mas facilidad de palabra o con mas ganas, eso no lo se...

el caso esk si uno esta en terapia, lo k se espera esk el paciente este abierto como un libro, sino es asi, se tardara mas tiempo en terminar el trabajo, pues este no se sentira bien ya que deja sentimientos en el tintero...

LiLiTh dijo...

Chicas, en verdad que se han lucido con los comentarios. El de Skyline es una maravilla de narración... y sí, termina cuando una así lo siente. Nadis, me da gusto que te pasees por aquí, ojalá te decidas a pedir ayuda de carne y hueso...
Y Arcángel, me has dejado sin palabras. Me da un gustazo saber que tuviste la fuerza de pedir ayuda nena. Ya sabes que aquí cuentas conmigo, ánimo preciosa.

Angelica dijo...

Interesante. Te invito a visitar mi Blog: www.cuadroclinico.blogspot.com
Saludos =)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails