jueves, 24 de septiembre de 2009

¿Cómo superarlo? Qué decir a alguien con anorexia

De la parte esencial relacionada con admitir la enfermedad y aceptar la terapia he hablado en esta entrada (El camino hacia afuera).

Pero creo que hay otra parte que no he dicho y que responde a la pregunta: ¿Qué le diría yo a alguien que sufriera de anorexia?

Enamórate, vete de viaje, camina hasta donde jamás creíste que tus pies serían capaces de llevarte.


Malflor, tomada del blog encendidaenbuenosaires

Vete de fiesta, conoce nuevas personas, lee, descubre que el mundo es mucho más ancho que las cuatro paredes donde a menudo te encierras.

Gasta toda tu energía, agótate. Levántate de madrugada, mira el amanecer, báñate en un río o nada desnuda cuando nadie mire. Pasa el día entero de un lado a otro, duérmete al amanecer bailando o charlando con alguien como si no fuera a existir mañana, como si ese fuera el último día de tu vida. Al menos una semana del año pasa cada noche bajo un techo distinto, conoce un lugar en el que nunca hayas estado.

Anu Naparstek, Las cosas del caos

Fue viviendo así, al límite como descubrí dos de las cosas más importantes que me llevaron a recuperarme: primero, que la vida puede --y tiene que ser-- algo más que el hecho de no morir y, segundo, que para vivir necesitamos energía, necesitamos comer, dormir.

Y por último, siente, hasta que duela si es necesario. Llora si ves una anciana mendigando, si sientes de repente que el mundo es insportablemente feo, que la vida es un lastre demasiado pesado. Pero conmuévete también hasta las lágrimas cuando veas un par de hongos crecer en una cuarteadura del concreto, al pie de un árbol, tras la lluvia; cuando te cedan el asiento en el metro, cuando un indigente te regale flores.

Entonces aprenderás que puedes ser feliz en la medida que conoces el dolor, puedes sentirte seguro en la medida que has tenido miedo y lo has reconocido; que tu seguridad tiene la medida justa de los agujeros que cavó tu angustia.

Así es como uno vive de verdad. Como uno descubre que la vida y un TCA no se llevan, que la anorexia y la bulimia le roban demasiado espacio a lo otro, lo que importa, y su coexistencia es incompatible a la larga.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

wow esto me dejo sin palabras me emocione mucho al leerl.
sabes a veces es dificil enfrentar la vida de esa forma al menos yo no puedo superar el miedo a crecer a reconocer q estoy mal.
gracias por tus palabras me encanta tu blog.
ojala algun dia pueda ver la vida d la forma en q la ves vos ahora!!
besos
jesi

Belladonna dijo...

Hola guapa

Tu entrada me ha maravillado
Es verdad el deseo de vivir es incompatible no puede coexistir con estas enfermedades.

No se en ke punto uno se enferma
No se en ke punto uno grita x ayuda
Kiza durante todo el trayecto pues sabemos ke al final
La meta se keda atras pero no los miedos

Para ser valiente hay ke afrontar los miedos
Para ser fuerte hay ke saber pelear
Para conocer el dolor y entenderlo hay ke padecerlo

Envuelta entre lo subjetivo de la vida he perdido mil razones para seguir

Grandiosa entrada, yo no sabria ke decir pues simplemente no se ke me gustaria escuchar a mi

Besos
Bella

jesi... dijo...

hla me acabo de hacer un blog y cuando puedas me gustaria q pasaras muchas gracias
besos

ms.hateyou dijo...

de verdad te admiro yo lo unico que kiero es salir de esto komo te agradeceria si me ayudaras :D o me dieras un consejo se ve que has poddido salir muy bien de esto a si que eso grax por tus palabritas de apollo adios :D

Nel.la dijo...

Qué barbaridad! Qué preciosidad de entrada! Cuánta fuerza, cuanta belleza, cuántos ánimos, cuántas verdades... Cómo nos roban las cosas que de verdad importan estas enfermedades.

Creo que hasta ahora, esta es mi entrada favorita de las que he leído en tu blog. Me encanta =)

Te envío muchos besos.


P.D. A ver si puedo enviarte algunas cosas durante el día de hoy...

eLena dijo...

Creo hoy me enfocaré en repetirme todo lo que has escrito, necesito vivir, y vivir de modo que esto me deje algo, de manera que al final del dia no me sienta ni más flaca, ni más gorda, de manera que mis logros se mida por lo que pude realizar ese día y no por lo que decidi restringirme.

Un beso enorme, me ha dado muchos animos tu entrada

Lilith (Nefesh) dijo...

Hace siglos que no podía pasarme por aquí. Gracias a todas, me ha encantado lo que dejaron. Luego actualizo la entrada poniendo fragmentos de sus comentarios.

Besos (apresurados).

Anónimo dijo...

Ke palabras y buenos consejos me encanto

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails