martes, 13 de mayo de 2008

El amor y sus prosaicas realidades

El post pasado fue, básicamente, sobre el miedo, y fue para un amigo y para quienes están (estamos) en recuperación. Iba a escribir otro sobre la muerte, las muchas formas de morir y de matarse, las muertes que morimos cada día. Pero decidí (por hoy) escribir sobre algo más alegre: el amor.

Aclaro que no soy una romántica, más bien lo contrario. Sin embargo, creo a ultranza en el amor. Que lo mejor de nuestras existencias es conocer a otros en el camino, que como dice Benavente, lo mejor de nuestra vida está en el corazón de quien amamos. Ya escribí algo sobre la amistad. Hoy que sea sobre la pareja.

Esta es una casi carta a mi compañero, mi chico. Vale, espero les guste y me cuenten. Le digo de antemano que también creo que la pareja es un proyecto que siempre está en continuo riesgo de fracaso, que me parece una de las empresas humanas más ambiciosas e imposibles. Que como dice García Márquez, es creer que dos personas de distinta familia, distintas costumbres y hasta distinto sexo pueden llevarse bien, lo cual ya es pedir demasiado. Y sin embargo, las mejores causas siempre son las causas perdidas.







El cuadro es Los amantes, de René Magritte


Quisiera (parte II sobre la I de Guerra y tuya)



Nos quiero a los sesenta tomados del brazo. Tú de pachuco y yo con mi rebozo, caminando lento por la calle.


Quiero recibirte cuando llegues cansado, escuchar las historias que llegues a contarme. Vaciar todo lo que traigo entre pecho y espalda en tus oídos cada día, al final del día.


Llevar quince años juntos y todavía mirarnos un día e irnos a besos uno sobre otro, buscar los oscuros rincones que nos cobijen, desearnos a morir.


Mirarte y saber que en ese momento acaba una jornada y empieza otra. Obligarnos a dejar fuera los problemas del día y construir ese mundo de los dos que se reduce a una habitación, una cama y dos cuerpos desnudos.


Quiero seguirnos inventando cada día, que sigas siendo mi mejor amigo, mi cómplice, mi compañero. Seguir cambiando y seguir viendo cómo cambias, ir cambiando lo que juntos somos.


Quiero noches o tardes de simplemente hacer la comida, los dos, para los dos. De no hacer nada salvo estar juntos.

The robing bride, Max Ernst

Quiero las labores compartidas, el cansancio compartido. Porque al final el amor es más como una larga amistad, un compañerismo sin reservas, ser un equipo.


Quiero incluso los roces de la vida cotidiana, los choques minúsculos, las pequeñas batallas. Porque son parte del estar vivos y estar juntos, pero también porque en ellos --y en como los superamos-- nos revelamos nuestra voluntad de estarlo, de ser uno al lado del otro.


Acepto la dura consigna que me diera L.: de ahora en adelante saber que sólo tendré la mitad de una cama, la mitad de un baño, la mitad de la cocina, la mitad del agua en la regadera. Y que la otra mitad será tuya.


Quiero tu rostro sobre paisajes distintos, tu rostro distinto sobre el paisaje de siempre. Quiero ir queriendo en ti a los distintos que has sido, recordar las muchas que me habitan al verlas en tus ojos cuando me miras.


La pregunta es si para todo esto hay que firmar un papel. ¿Tú qué dices?


Ojalá me honren con sus comentarios que son buenísimos. Sobre lo que quieran, si desean explícitamente sobre la pareja y el matrimonio. Besos.

8 comentarios:

veneno para una hada... dijo...

Estupendo texto, me encantó.

mmm qué podría decirte yo?
todavía no me he casado y lo veo muuuy lejano.
A veces pienso que simplemente no es algo para mi. No estoy segura.
Pero de lo que si estoy segura es que jamás haré una fiesta tradicional de boda si es que llego a casarme jeje.

LiLiTh dijo...

¡¡Hola Nadia!! Te he leído y supe que terminaste con tu novio, pero el trabajo me ha tenido absorbida. Espero que vayas mejor con eso. Sí, pese a todo, a menudo creo que el matrimonio no es para mí, sobre todo tomando en cuenta que soy fiel por compromiso y no por convicción, y que irrmediablemente tengo amores múltiples (no ha llegado a ser nada porno, jaja). Y sí, definitivamente eso de las bodas tradicionales me da más horror que otra cosa... mejor, el cuadro de Ernst. ;)

mariel dijo...

hola!
me parece genial como escribes...bueno io aqui coemnto. como escuxe decir.. ke algun dia llegara una persona que sera nuestro mundo y nosotros seremos su mundo... es algo bello o? ser el mundo de alguien! o el solo hexo de decir puedo vivir sin ti pero no kiero... aaa amor! -suspiro-ke hermoso palabra.. io creo ke tal vez no es necesario firmar un documento sino el hexo ke simboliza: ser el uno para otro.. noc talvez sea demaciado romantica y cursi... pero el amor es lo ke nos impulsa!..."Nos quiero a los sesenta tomados del brazo" a los noventa dadonos festines de amor solo viendonos a los ojos y sabiendo kien soy para ti.... si me casara kisiera ke me de amor y io darle amor!....porke creo en el.. porke necesito creer en el =)
me voyy
cdt!
adios

mariel dijo...

hola!
me parece genial como escribes...bueno io aqui coemnto. como escuxe decir.. ke algun dia llegara una persona que sera nuestro mundo y nosotros seremos su mundo... es algo bello o? ser el mundo de alguien! o el solo hexo de decir puedo vivir sin ti pero no kiero... aaa amor! -suspiro-ke hermoso palabra.. io creo ke tal vez no es necesario firmar un documento sino el hexo ke simboliza: ser el uno para otro.. noc talvez sea demaciado romantica y cursi... pero el amor es lo ke nos impulsa!..."Nos quiero a los sesenta tomados del brazo" a los noventa dadonos festines de amor solo viendonos a los ojos y sabiendo kien soy para ti.... si me casara kisiera ke me de amor y io darle amor!....porke creo en el.. porke necesito creer en el =)
me voyy
cdt!
adios

LiLiTh dijo...

Gracias Mariel... efectivamente, el amor es una empresa difícil, pero creo que lo que quieres es bien bello, que los deseos importan y nos ayudan a construirnos.

Skyline dijo...

¡¡¡¡hay como me encantó esta entrada!!!!

que preciosa entrada, me encantó, definitivamente mil veces mejor que hablar de la muerte y mirá que yo la muerte la llevo cerquita, pero de verdad me removio todo.

Que lindo texto, me gustaría poder escribir así lo que siento,

Saludos y suerte en eso de firmar los papeles!!!!

Anónimo dijo...

hola , como estás? me llamo Victoria y trabajo en la productora de Gastón Pauls haciendo una investigación para un programa que sale por el canal Encuentro, que es el canal del ministerio de Educación y que habla sobre las prevenciones. La investigación trata de la bulimia y la anorexia.
leyendo tu blog comprendo que pudiste salir de la anorexia, y yo justamente estoy buscando a alguien que haya pasado por esta patología para que pueda participar del programa qeu estamos haciendo, que sirve para prevenir que a otros le pasen lo que te pasó a vos.
Supongo que conocerás a Gastón Pauls y sabrán la seriedad y el compromiso con el que aborda estos temas. Es una persona sumamente sensible que tiene como objetivo ayudar a la gente. A él mismo se le ocurrió investigar este tema.
Nuestra idea es que el programa esté orientado a adolescentes, de hecho se va a repartir como material educativo en distintos colegios públicos del interior del país y fomentar a la prevención. Nuestra idea no es de ninguna manera decir qué es lo que está bien y qué es lo que está mal sino mostrar que si una persona decide hacer ciertas cosas debe estar informada sobre las consecuencias que puede traer a largo o corto plazo. Es solo una manera de informar a la gente, no de juzgar, se entiende?
Me gustaría saber si te interesaría que nos conozcamos y podamos ver la posiblidad de que participes en el programa junto con otras chicas que ya han aceptado ser parte de esto porque tienen ganas de ayudar a otras chicas, de salir adelante.
Es una buena oportunidad para tener coraje y el valor de enfrentarse a tus propios miedos y ayudar a otras personas que también lo necesitan.
Gracias por el espacio, ojala te interese
Te mando un beso grande y espero tu respuesta!
Vicky

vicucianfagna@hotmail.com

Constanza Viarenghi dijo...

Como diría Calamaro "No se puede vivir del amor" pero hay una realidad: no podemos vivir sin amor.
A mi entender, el amor es el sentimiento más ambiguo que existe sobre la tierra, aquél que te lleva desde la felicidad absoluta hasta la tristeza absoluta... pero es un camino de aprendizaje, de conocer al otro y, sobre todo, de conocerte a vos mismo.
No creo en el matrimonio, creo en el amor.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails